miércoles, 25 de febrero de 2009

Fetos fritos


Mañana comemos fetos fritos. Como la organización es más que benévola, el tema es el exhibicionismo: bueno, bonito y barato, ideal pa putas en tiempo de crisis. Volveremos a disfrutar de la Silvi aka DJ Ux, nos haremos fotos divinas con los ojos mirando pa Cuenca y celebraremos estar vivas una noche más. Yuju!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Monólogo de una mariposa



Siglos de transformaciones y transmigraciones efímeras me han permitido conocer la estúpida soberbia humana. Para mi escándalo, he comprobado que les importa un bledo la fugacidad de la vida. Dejan pasar el tiempo de espaldas al placer, corriendo para llegar al autobús, al banco, al almuerzo, al día siguiente. Para aliviar su tormento han inventado una eternidad redentora de culpas, en la que descansarán de sus pocos goces. Eternidad de difícil acceso, pero capaz de deslumbrar hasta al menos distraído. Son tan miserables, si me permitís el adjetivo, que la mayoría ni siquiera se ha detenido a pensar en el azar o en el desafío de lo imposible. Yo, que en mis escasos segundos de ensueño me veo flotar mansamente en lagos como espejos, he sabido que ciertos humanos se sueñan en la piel de luchadores, vengadores y, barbarie moderna, ¡propietarios! ¡Qué ignominia!

Los humanos, creadores de una infinidad de lenguas y dialectos, desconocen la riqueza y el lirismo de la palabra y no han aprendido a llamar a las cosas por su nombre. Imaginaros mi espanto al saber que uno de esos toscos y desapasionados volúmenes cargados con olvidables definiciones, me comparaba con una planta y otro, peor aún, ¡con una lamparilla! ¡Yo tengo mi propia identidad! Pero ignoro su ligereza lingüística y aclaro que soy un coleóptero, aunque algunos vulgares me den el nombre de ‘insecto’.

Pero veo que ya casi no quedan granos de arena en mi reloj. Mi reinado se quema y yo con él. Que mi defensa no haya sido en vano.


(Imagen: http://tribaltatoos.blogspot.com/2008/07/butterfly-tribal-tattoos-asia.html)

jueves, 19 de febrero de 2009

Más noticias


El agresor de la inmigrante en el metro: "Me doy asco a mí mismo"

Ver en El Público de hoy.

Sergi Xavier M.M., afirma que no recuerda nada porque iba borracho y drogado, y dice sentirse arrepentido, ya que "nadie merece lo que le hice a esa chica".

Comentario de Z.S.: la justificación de actos denigrantes y violentos de expresión machista, xenófoba, homófoba, tránsfoba y todas esas fobias contra la parte débil de la balanza parece que siempre encuentra atenuantes en borracheras y drogas.

Señoras y señores del jurado, confieso que YO TAMBIÉN BEBO ALCOHOL (diariamente, no soy tan cobarde como para ser alcóholica anónima) y - en ocasiones - CONSUMO MDMA. (aclaro la frecuencia porque si se me quiere acusar de algo, que sea con fundamento)

Estas siglas son las de la sustancia que contienen las pastillas del llamado éxtasis, que, como su nombre indica, te extasian en el camino del amor al prójimo. Cuando la gente toma pastis se le da por ofrecerte lo mejor de sí. En esos estados, el personal suele regalarte tabaco, su prenda más deseada y, porqué no, su cuerpo generoso. En cualquier caso, jamás he agredido a nadie bajo los efectos de estas sustancias, más bien al contrario.

EXIJO QUE SE TRATE A LOS RESPONSABLES DE LAS AGRESIONES COMO TALES. ¡Si al final acaban siempre siendo las pobres víctimas del sistema! "Le pegué porque estaba borracho" tiene el mismo tufo a "le pegué porque era mía".

Y lo mejor, tras ver el vídeo de la agresión el tío dice que ese dia no era él. ¡Al loro, nenas, a ver si vamos a ser nosotras bajo los efectos de los porros! Por si acaso, ir pensando en coartadas y cogiendo el número de la abogada, que con esto de la justicia y con los jueces en pie de huelga nunca se sabe pa donde irán los tiros...

SEÑORA MINISTRA DE IGUALDAD: ¿es esto democrático?

Me pregunto si encontraria un atenuante que justificara el que esta misma tarde aporree sin compasión a alguna niña rica de mi barrio a los gritos de: "¡Por tu culpa ancestral soy precaria, desgraciada!"

puf, que cansancio dan la estupidez y la mentira...

miércoles, 18 de febrero de 2009

Prohibido warradas en Warrington

No se pierdan los nuevos carteles de esta estación de trenes entre Liverpool y Manchester. Trainspotting total.

Me queda la duda de que sea un fake (farsa, boludez o bolaso, en entrerriano básico) Es que no me lo puedo creer... ¿Y los dibujitos? ¡Son lo más! Me haré uno igualito pa la estación de La Floresta: "Prohibido obscenidades entre señores con sombrero y señoras con rulos".




La noticia es de AFP.

Foto: Andrew Yates/AFP

lunes, 16 de febrero de 2009

Fragmentos de una conversación de extrarradio

Cuatro personas reunidas alrededor de una mesa frente a sendos platos de pasta humeante, iluminadas por luces tenues, a esa hora incierta que se abre desde la huida del sol invernal hasta que impera el frio del alba.

Maro: Me gustaría volver a lo que hablábamos antes sobre los beneficios de ser chica. A mí me hacía un poco de vergüenza el no ser un chico viril, un machote; en situaciones de riesgo siempre me he hecho el idiota. Y esa era mi defensa desde la masculinidad: aceptar que soy un chico un poco tonto, con pocas luces, que no soy una amenaza. Y sí que me han pegado por ser tío. Eso es parte de esa violencia. Decirme: “Joder, ¡cómo se deben sentir las chicas!” Siempre me ha parecido increíble que salgan en minifalda sabiendo lo que les puede pasar. Y pensaba que tenían mil veces más cojones que yo, ¡las hiperfemme tienen una seguridad!


Maro según Post_Op

Vero: Pero por otro lado, desde la sociedad se nos dice que si una mujer, con toda la información que tiene, es capaz de salir así, es porque no está muy bien, y por lo tanto es un peligro.


Vero según Rodrigo Van Zeller


Zorra Suprema: Aunque por otro lado, desde la publicidad sobre todo, se te incita a salir así

La Zorra Suprema según Mónica Barrero

M: Mientras, se perdona a violadores por cómo estaba vestida la mujer

Z.S.: Para mí es como decir: ¿Quieres que salga a la calle en pelotas?. Pues voy a salir en pelotas y te vas a cagar encima.

V: También es cierto que este tipo de actitudes te hacen confrontarte a la macha descarada, que te tratará como a una salidorra. Pero ¡atención!, yo quiero romper una lanza a favor de ese hombre que es distinto al hombre represor heteronormativo

Itzi: ¡Y al que todas hemos conocido! Pueden ser mariquitas, trans, heteros, biológicos, ¡y son fantásticos! Por lo que sea, han decidido estar en otro lugar


Itzi según Majo Pulido

V: Y gracias a ellos sabemos que el macho puede cambiar

(Las cuatro aplauden entusiasmadamente.)

I: No existe una sola manera de ser macho. Hay hombres que nunca se han acogido al privilegio de ser machos, o que nunca han querido serlo, que necesitan situarse en otro lugar. Esto a mí me da esperanzas

Z.S. : Son los que no han claudicado en el deseo de ser ellos mismos sin necesidad de ser machos.

I: No sólo es que no han podido, sino que no han querido. Porque no nos engañemos, aquí somos todas unas putas de extrarradio: el transexual negro de Nueva York, la puta bollera argentina, la puta transexual que no se sabe ni de dónde cojones es, la puta vasca herbívora de Rentería… ¡Somos despojos del sistema sexual!

V: Y además, ¡la herbívora está obsesionada con comerse un cojón mío!

I: ¡Dámelo! ¡Quiero comérmelo!

(Itzi se tira encima de Vero)

V: ¡¿Por qué?!

I: ¡Porque te quiero! Porque si tú te vas a arrancar tus cojones, ¡yo me los quiero comer porque son tuyos! Siendo herbívora, mayor muestra de amor no te puedo ofrecer…

(Comienzan a restregarse tiradas en el sofá)

V: ¡Qué amor tan grande extrapola tu naturaleza herbívora!

Z.S. : ¡Qué gran amor de extrarradio tenemos aquí!

I (sin parar de magrearse): Mira, hay guerreros africanos que se comen los testículos de sus enemigos. Yo me quiero comer el testículo de mi amiga, que es una forma de comerme a ti, ¡de comerme tu cuerpo!

V: Nena, me estás petando el oído…

I (incorporándose): Mmmmm… sería maravilloso… es como si me quedara embarazada de ti (gemidos). ¡Me comería tus mocos, las pelotillas de tus pies, todo lo que sale de tu cuerpo! Deberíamos hacer un pozo y enterrar tus testículos, las tetas de Maro, mis michelines o, mejor, algún cáncer que me salga, o un pedazo de mi súper hígado… jajaja… Me quito mis ovarios que no los quiero pa na, ¡y veras que parecidos a tus testículos son!

Z.S.: oye, ¿qué tenían los espaguetis??

V: Creo que estamos terminando esta conversación. Maricón, a mis testículos prefiero sembrarlos cual árbol frutal...

I (volviendo a la carga): Me da igual, ¡me comeré las frutas, estaré al pie del árbol de tus testículos! Ah...¡Sería maravilloso!

Z.S.: Esto es amor…

(Ahora mejor a bajar el telón.)

sábado, 14 de febrero de 2009

San Valentina

Dos medias naranjas que nunca fueron una

¿Por qué será que, ya avanzado el siglo XXI, el Príncipe azul sigue triunfando sobre las sirenas tecnológicas? Ay! ¡Ese amor que necesita sangrar para ser! Imbuido de culpas, reproches, rencores, tristes mercancías del absurdo, nos parece la única forma posible de relacionarnos con nuestro “otro yo”...

Quizás no nos hemos parado a pensar que no hay un otro yo, porque no somos tan importantes, porque las infinitas líneas del azar nos pueden conducir por caminos inimaginables, porque el mundo está lleno de azares, yoes y otros yoes. Pero este empeño por complementarse para llegar a la perfección – o, simplemente, para llegar a ser – nos parece imprescindible y, sobre todo, “normal”. Porque todo el mundo vive así, porque no hay otra manera de vivir. Monogamia obliga.


Separación de lo que nunca estuvo unido

Y así vamos por el camino cargando lumbares y cervicales con amores frustrados, imposibles, perversos, inacabados, incompletos, absurdos. Y las estrategias que montamos para retener ese peso son tan complejas y, a la vez, tan cotidianas, que al final creemos que no sabemos vivir sin ellas. O, peor aún, las valoramos como condición sino qua non de las relaciones amorosas. El chantaje emocional del “estoy triste, depre, me ha venido la regla, me han hecho una putada, me he peleado con mi madre, tenemos que hablar, estoy enferma, quédate conmigo esta noche que tengo miedo, se ha muerto un familiar, estoy consternada por las guerras del mundo, has visto hoy el telediaro?, bla, bla, bla...” nos es tan común como la más mortal de las rutinas.

Pero, ¿para qué necesitamos ese nuestro espejo? Para que sea testigo de nuestra mediocridad. Perdón, de nuestro amor. Porque por sobre todas estas estratagemas amorosas sobrevuela el pecado original: el amor prohibido. No porque nuestro objeto de amor lo sea. Es el amor lo prohibido. Por la ley del nacimiento, la Iglesia, el reglamento, la modestia, los siglos de colonialismo emocional que nos controlan entre las sábanas, sucias o limpias, secas o húmedas, ajadas o recién planchadas. Placer es pecado.



Amor con muchos complementos pero sin complementariedad

Desde la “postmodernidad” se dice que placer es un derecho. Pero como todo derecho, lleva consigo unas obligaciones. A saber: fidelidad, compromiso, correspondencia. Lo que queda fuera de este recorte es la promiscuidad, el acecho constante como el de las fieras nocturnas a quienes han robado el bosque, el vampirismo lascivo que conlleva enfermedades innombrables, el masoquismo de la soledad culposa. Ante estas desgracias, nada mejor que amar compulsivamente, andar a la caza de príncipes aunque sean celestes, sacar a relucir a diestra y siniestra nuestro patetismo amoroso para demostrar, al menos, que sabemos amar.

Y así vamos por el mundo lamentando nuestra soledad. Autocompadeciéndonos: "Si nuestro amor no nos quiere esta noche, la luna siempre nos entenderá. Ella sabe lo que es brillar sin luz propia", podemos decir con despecho. Pero siempre hay otro punto de vista: la luna puede ser una luz estática que cuelga en la nocturnidad o una dama que sale desnuda a deslumbrar el mundo.


Revuelta obscena entre pin-y-pones, el Gato con Botas y La Pantera Rosa
improvisada por mi adolescente rebelde

¡Ay! La ceguera del corazón... ¡Qué bien ve Tiresias a través de los ojos de su amor! ¡Indícame el camino, cariño mío, que yo me clavaré las zarzas y te seguiré con pasión!

Islam sin Velo


Vengo de escuchar una pequeña entrevista a Amiriam Nazanin. Imprescindible. Acaba de publicar "El Islam sin Velo". Héchenle un vistazo y, si alguien pensaba comprar alguna pelotudez este día, aproveche sus euricos y cómprese este libro. Amor, sexo, familia, homosexualidad, transexualidad, maternidad, Kamasutra, alcohol, juegos de azar, comunión entre especies, sufíes, Alá, ángeles y demonios bailan juntos en sus prometedoras páginas.



Hablar de amor y paz puede ser bonito, trabajar cotidianamente por el amor y la paz suele ser cansino. Sin embargo, hay gente que no se cansa nunca. Gracias Amiriam.



(Aquí sale una entrevista en La nit al dia, per a qui sàpiga català... Qui no, que espabili o mai accedirà al regne del funcionariat)

viernes, 13 de febrero de 2009

Electroputas

video

¡Perronas! ¡Guarronas! A gozarlo!

yuju!!!!!!!!!!!!





neeeeeeeeeeeenas!!! Lo he conseguido! he superado otro temporal con la elegancia y la soltura propias de la supervivencia... El árbol que coronaba mi tejado ha sido suplantado por un agujero inofensivo, mis máquinas mágicas tienen todas sus luces encendidas y la comunión del siglo XXI me permite una vez más entrar en contacto con el mundo. Y lo mejor: todo sin pagar un duro. Endesa, Telefónica, el Ajuntament de Sant Cugat y la compañia de seguros nos necesitan, pero está claro que esta necesidad no es mútua. Mientras mis vecinos siguen lidiando con estos cíclopes temerarios, yo he conseguido gracias a mis amigas y un gran tesón todo lo necesario para seguir viviendo dentro de las comodidades por las que nos llenamos la espalda
de contracturas.

Estos días he revivido la quietud de un espacio sin sonidos electrónicos. Lejos de la ciudad, sin tele ni Internet, hice saltar las teclas de mi pequeño y escachambrado portátil con palabras soeces y abiertas. Buceé en el océano del recuerdo y volví con pequeños collares de perlas olvidados en los sucios fondos marinos. Nada como un temporal para decidir cortarte el pelo... Te limpias, consigues comentarios ajenos y una nueva cara te saluda en el espejo.

El sacudón me hizo pensar en el sexo y el exilio de una manera renovada. No hay cambio sin riesgo, no hay riesgo sin valentía, ni valentía sin honestidad. Hace años que transito por distintos caminos del drama de la identidad intentando desmontarlo desde distintos lugares: la academia, el activismo, la noche, la comunidad. Ahora me he replegado en la escritura de auténticos recuerdos inventados (¿qué otra cosa es la memoria?) en un afán de reconstitución, para reinventarme una vez más y poder así seguir dando la vara.

Leí el otro día que el adorado Mario Benedetti tenia con su hermano Raúl una contraseña para usar en caso de exilio urgente: "Me compré un traje". Cambiar de traje es una necesidad que puede provocar tanta ilusión como tristeza... como la vida misma.

Lo dicho: me voy a seguir gastando teclas y os dejo disfrutando de nuestro admirado Homer (¿hay alguna artista que se ofrezca a hacerme lo propio en el pornolab? Mis dos litros de cerveza diarios y mi coño se lo merecen!)
Añadir imagen

viernes, 6 de febrero de 2009

Arte y naturaleza


Kariños, mis condiciones técnicas todavía no son óptimas para la comunicación virtual. No sé si es porque soy princesa y las cosas de palacio van despacio, pero todavía tengo un agujero en el techo, el modem está muerto y los dos artefactos gloriosos de la modernidad están en curas intensivas.
Eso sí, estoy leyendo un montón y escribiendo más. Os dejo con una cita de Ricardo Daniel Piña, currante de la editorial argentina Eloisa Cartonera de "nuevos sudacas borders":

"Cuando mateamos y conversamos de proyectos siento que somos artistas comprometidos en encontrar soluciones artísticas a los problemas que plantea este sistema perverso".
Y es que Eloísa Cartonera edita libros de raritas del culo del mundo de manera artesanal: con cartones comprados a los cartoneros, pintados y encuadernos por la chavalería. Es una fuente de trabajo e inspiración para muchas personas a las que nunca jamás nadie les hubiera propuesto un proyecto editorial o artístico, y sin embargo, demuestran una vez más que la expresión artística nos sostiene en la locura, nos abre puertas en la miseria y nos ayuda a disfrutar de esta vida que nos ha tocao. Salud y hasta cuando pueda volver!!