sábado, 31 de enero de 2009

Del silencio al estruendo

Hace una exactamente una semana mi rumbo viene cruzándose despiadado y sin aviso. Quizás sea porque estoy viva por medio metro después del pinazo que se cayó sobre mi habitación durante la tormenta de viento del sábado pasado, que casi nos abandona en un final poco glamouroso a mis ilustres acompañantes y a una servidora; quizás sea porque me he refugiado en mi antiguo hogar y eso me ha removido y resituado en miles de emociones y responsabilidades; quizás sea porque hace siete días que no tengo Internet y encima un exceso de energía eléctrica cometió un atentado terrorista sobre mi ordenador. No lo sé. Lo que sí sé es quienes están conmigo dándome alegría en todo momento. Una vez más.

¿Veis los riesgos de muchos días de silencio? La tormenta que te cae encima te abre los sentidos brutalmente, como debe ser.

viernes, 23 de enero de 2009

Grito silencioso

"No escuchas esos gritos ensordecedores a tu alrededor, no escuchas esos gritos que los hombres llaman silencio", escuché en "El enigma de Gaspar Krauser", de Werner Herzog, en mi opinión uno de los mejores cineastas de los tiempos que corren.


video

Videoclip de The Knife, "Silent Shout" (Grito silencioso), en mi opinión uno de los mejores grupos de los tiempos que nos corren.

(Si hacemos 5 segundos de silencio, sentimos un pitido en el oído; a los 5 minutos, comienza a oírse un vacío; a las 5 horas, gritos mutilados de una horda enfurecida. Que lo pruebe quien pueda)

miércoles, 21 de enero de 2009

Sobre la política de los símbolos

Medalla al mérito para los dos hombres que auxiliaron a la mujer apuñalada

El Conseller del Interior ya ha dado las instrucciones necesarias para que estas dos personas reciban las condecoraciones. El Institut Català de les Dones también ha expresado su reconocimiento al "coraje" de ambos.



Comentario de la Z.S.: los premios estimulan una conducta determinada -la esperada por quien premia. En este caso, entender las intenciones de quien premia no es tan claro. ¿Se busca fomentar la actuación, en términos de los medios, "anti-machista" de la ciudadania? Me pregunto cuántas condecoraciones habria que crear si se premiasen a la panadera, a la chica que hace la calle en Robadors, o la trans que taconea el Camp del Barça o a la marika que te ayuda en el baño de la disco por defender a una mujer de agresiones machistas. (Si esto se inicia como tendencia, igual monto una fábrica de condecoraciones y salgo del paro por la puerta grande).

Otra cosa que no entiendo es porqué la noticia recalca en tantas repetidas ocasiones que la mujer apuñalada y su defensor son personas extranjeras.

Me parece bien que en medio de la desazón por la crisis el gobierno decida darnos unas piruletas anti-machistas y unos caramelos interculturales, pero no sé si es porque soy demasiado desconfiada, pero no puedo dejar de relacionar esta noticia con una situación que me ocurrió hace unos meses, un sábado después de un suculento asado, a la hora de la siesta. Iba yo felizmente conduciendo con mis dos sonrientes acompañantes por los caminos sinuosos del monte de Collserola cuando, de repente, en medio de la modorra y los pinos, apareció una luz como un relámpago en medio de una película de terror. Y de repente tenía una chica tirada encima del capó gritando "¡ayuda!¡ayuda!". Frené de golpe y dos tipos con la cara desancajada aparecieron por detrás de ella. Abrí la puerta del copiloto mientras empujaba hacia el asiento trasero a quien entonces era "mi novia"-que imploraba "¡No! ¡No!"- para que dejara subir a la chica. Ella entró llorando desconsoladamente, cerré la puerta y los dos tios se quedaron con las caras estampadas en la ventanilla blasfemando cosas incomprensables mientras arrancaba el coche y tiraba a toda pastilla.
Giré la cabeza y le pregunté: "¡¿Qué ha pasado?!",. "¡¿Qué que ha pasado??!!", lloraron sus labios, "¡¡¡Que esos dos tios me han violado!!!"


Me reservo la secuencia minuciosa de lo que pasó después, sobre todo porque la memoria es selectiva y, a mi edad, inteligente. Además, nada conseguirá que pueda explicar la expresión de la cara de mi hijo, que venía en el asiento de atrás; la angustia irreparable de mi entonces amor, testimonio directo de la "violencia machista"; la indiferencia lasciva de los hombres a los que pedí ayuda. Pero sí creo imprescindible explicar la manera en que fui tratada por las fuerzas del orden guardianas de la justicia. Por teléfono, la burocracia puede conseguir que dos tíos borrachísimos con tres perros sin bozal ni correa puedan desaparecer en medio de la nada en el intermedio entre una estación de tren y otra, pasando desapercibidos por las cámaras de seguridad un sábado a la hora de la siesta en un apeadero a las afueras de Barcelona y con un dispositivo de seguridad de tropescientos policías en Plaça Catalunya dispuestos para la ocasión que comentamos. En vivo y en directo, los Mossos d'Esquadra poco pueden hacer frente a unas leyes que, de repente y sin aviso, defienden los derechos inalienables de personas de origen rumano, ocupas sin k, traficantes de droga y sin trabajo; poco puede hacer un testimonio y dos denuncias si no hay de por medio una queja de la asociación de propietarios de la zona o/y del propietario. Y por último, y no menos importante, una mujer difícilmente denuncie una "agresión machista", si denunciar significa ir a la policía.

Estas situaciones me convencen, una vez más, sobre la necesidad de crear otro lenguaje para cambiar símbolos y así, valores. Señoras y señores del gobierno y de los medios de comunicación, ciudadanas y ciudadanos, denunciar es la pelea diaria de millones de seres en este mundo que luchan incansablemente por sobrevivir en un mundo de violencia sistemática hacia quienes son (somos) más débiles. Y, como bien saben las llamadas "amas de casa", nadie te premia por eso.

PD: la imagen es la portada del libro de Virginie Despentes, Teoría King Kong. Si alguien que lee esto todavía no ha leído eso, por favor, no pierda más el tiempo, que "la vida es corta y el arte es largo", diría la Le Guin.

jueves, 15 de enero de 2009

El portador de la luz

El fósforo es un elemento químico de número atómico 15 y símbolo P. El nombre proviene del griego φώς ("luz") y φόρος ("portador"). Es un no metal multivalente perteneciente al grupo del nitrógeno que se encuentra en la naturaleza combinado en fosfatos inorgánicos y en organismos vivos pero nunca en estado nativo (x algo será, no?). Es muy reactivo y se oxida espontáneamente en contacto con el oxígeno atmosférico emitiendo luz, dando nombre al fenómeno de la fosforescencia. (en occidental básico, que cuando entra en contacto con el aire te quema más duro por dentro)

(Esto sí que es curioso. Mira en lo que podían utilizarlo, esto era más útil... Seguro que Grissom está de acuerdo conmigo)

Este elemento puede encontrarse en pequeñas cantidades en el semen. El fósforo del semen permite que este fluido resalte en un color notable ante la luz ultravioleta; esto ha permitido resolver algunos casos criminales que han involucrado una violación sexual.

(Y ahora la parte romántica, pa que vean que los caminos de la ciencia son inexcrutables)

El fósforo —del latín phosphŏrus, y éste del griego φωσφόρος, portador de luz— antiguo nombre del planeta Venus, fue descubierto por el alquimista alemán Hennig Brand en 1669 en Hamburgo al destilar una mezcla de orina y arena (utilizó 50 cubos) mientras buscaba la piedra filosofal; al evaporar la urea obtuvo un material blanco que brillaba en la oscuridad y ardía como una llama brillante; desde entonces, las sustancias que brillan en la oscuridad sin arder se las llama fosforescentes.

(Y pa acabar, la parte gore...i'm sorry)


("ya les cortamos la luz y el petróleo, ¿y ahora qué?" "cabezas")

El fósforo blanco es extremadamente venenoso —una dosis de 50 mg puede ser fatal— muy inflamable por lo que se debe almacenar sumergido en agua, y en contacto con la piel provoca quemaduras. La exposición continua al fósforo provoca la necrosis de la mandíbula.

Fuente: Wikipedia y gobierno israelí.

¿Dónde están los olivos?

No sé hasta cuándo durará la obsesión humana de dividir al mundo en buenos y malos. Lo que sí sé es que crecer en un lugar como Gaza no puede ser ni bueno ni malo: es la única posibilidad de vida que tienen miles de niños y niñas. Una posibilidad corta, escasa, pobre, triste, injusta, ardiente, dolorosísima; una posibilidad rodeada de muros, controles, misiles, piedras; una no-posibilidad teñida de humo y llamas, aturdida por alaridos y llantos, invadida por la oscuridad y el frío nocturno.

Que el alto el fuego es difícil lo entiendo, que la guerra es una espiral casi infinita, también, que Moratinos no resolverá este conflicto, lo sé seguro. Lo que no entiendo es porqué, si dividen al mundo en buenos y malos, los estados occidentales fabrican y venden armas a todos los bandos (siempre que tengan suficiente dinero para pagarlas, claro está, porque lo de la crisis económica mundial no sé cómo ha afectado a la industria armamentística, pero de momento no he leido nada sobre esto). Después que no digan que habían elegido susto, eh!



niñas palestinas pasando un check point

Niñas palestinas llendo al cole



niño andando en triciclo por las calles de Gaza


Un grupo de amigos de Payasos sin Fronteras estuvo en Ramala cuando el ataque al cuartel de Arafat. Allí, en medio del humo, las bombas y las gafas de sol de los soldados israelies, hicieron sus malabares, sus acrobacias, sus chistes de payaso mientras los niños y las niñas, felices, les tiraban piedras para celebrar la función. Lo más que puedo contaros sobre esto es que los payasos también lloran.
En las fotos de Gaza no se ven árboles, quizás hay alguno. Aunque me imagino que si es así, no servirán para subirse...

graffiti de Banski en Gaza

Hace muchos años conocí a un chico israelí en un tren que atravesaba la Patagonia. Hacía como 20 horas que viajábamos y la mayoría de la gente habíamos entrado en conversación sobre cualquier cosa que nos ayudara a sobrellevar el polvo del desierto pampeano. El chico iba solo y no hablaba con nadie, así que me le acerqué y le empecé a hablar. Se había escapado de Israel para no cumplir el servicio militar obligatorio de 3 años. Eso fue en 1987. Yo era rejoven, pero me había criado en una dictadura sangrienta y el olor a pólvora me daba tanto miedo como el color verde milico, así que compartimos nuestro miedo y hablamos sobre la tristeza del desgarro, mientras yo daba gracias a no haber nacido en un Estado que obligara a generaciones enteras a escoger entre matar o morir.
----------

Os dejo con un fragmento de "DE ÁRBOL A ÁRBOL" , de Mario Benedetti:


¿Sabrán los cedros de El Líbano
y los caobos de Corinto
que sus voraces enemigos
no son la palma de Camagüey
ni el eucalipto de Tasmania
sino el hacha tenaz del leñador,
la sierra de las grandes madereras,
el rayo como látigo en la noche?

viernes, 9 de enero de 2009

¡GLT contraataca!


Después de leer la entrada de la Eugenia criticando un "estudio" sobre el cerebro de los gays (!) y su sugerencia de que porqué no se dedican mejor a combatir la homofobia y las persecusiones a personas GLT, me parece oportuno publicar este mapa que recoge la legislación sobre homosexualidad en el mundo, publicado en el Público el 2 de enero de 2009. La fuente es de ILGA (International Lesbian & Gay Association) que -¡no sufráis, pecadors!- tiene versión en castellano.

Si clicáis sobre la imagen, el mapa, milagrosamente, se hace grandotote y, menos milagrosamente, os develará que en casi todos los países de África y del sudeste asiático las relaciones entre personas del mismo sexo están penalizadas con, en el mejor de los casos, cárcel de hasta 10 años, y en el peor, con la muerte. Luego tenemos vastos territorios como Rusia y los países de la antigua órbita soviética, casi toda América Latina, China, Japón, y EEUU que no tienen una legislación específica, que es lo que se dice "hacerse el sota" o "actuar ad hoc", o más vulgarmente, hacer lo que les salga de la punta de la polla según la situación y las personas implicadas. Por ejemplo, en China y Rusia se les encarcela en centros psiquiátricos.

En todo el mundo sólo hay tres países que aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo en igualdad de condiciones al de las parejas heterosexuales: el Estado español, Canadá y Bélgica (y estoy hablando según la ley y no su aplicación, que ya sabemos que también puede ser bastante laxa).

Todo esto hablando de los derechos civiles de personas que tengan relaciones con otras personas del mismo sexo. Nada se dice sobre transexuales, señoras de moral distraída o personas indecisas.

Si comparamos estas leyes con la legislación y actuación judicial en casos de pederastia y/o violación seguro que sacaríamos conclusiones aberrantes, o quizás, demasiado ilustradoras sobre el rol social de la mujer o la situación de menores de edad en conflictos bélicos, por no hablar de la indefensión de monaguillos violados, personas en la cárcel, trabajadoras del sexo, chaperos o putas vulgares como tú y yo. Yo ya lo he hecho, os dejo el ejercicio para un domingo de lluvia.

Pero si, además, pensamos que estas leyes sólo protegen la unión legal entre personas y toda la parafernalia que eso conlleva, pero nada dice sobre persecusión social y/o policial, control médico, mobbing laboral y/o inmobiliario, bullying escolar, igualdad de oportunidades, violencia en la calle y toda la violencia que vivimos los "devenires minoritarios", nos daremos cuenta de que la noción de homosexualidad es, como mínimo, bastante pobre.

Me pregunto qué habrá detrás del considerar tan aberrante el que dos (o doscientas) personas mayores de edad consientan una relación sexual X o Y (o XY, o YY, o como les rote), qué es lo que puede llegar a ser tan amenazador para la seguridad de los estados. Sin embargo, la violación sistemática a mujeres y niñas en todas las guerras, el aporreo a marikas, bollos y trans en todas las calles del mundo mundial, el abuso de los curas a sus monaguillos, la psiquiatrización y maltrato en el sistema sanitario a las personas transexuales a nivel planetario, el bombardeo de verborragia homófoba y machista en la mayoría (por ser generosa y no decir todos) los medios de comunicación del planeta Tierra, la manera en que se intenta denigrar a las trabajadoras del sexo, todo esta serie de calamidades son el pan nuestro de cada día, vivas en Hong Kong, Bangok, Utah o Managua.

Néstor Perlongher, poeta, activista y filósofo marika, otro imprescindible, (cuando la madre de Néstor, que tenía el corazón enfermo, le dijo un día que la homosexualidad era una enfermedad, él le contestó: "entonces si vos me contás tus síntomas yo puedo contarte los míos".) se preguntaba: "¿De dónde viene esa infatigable preocupación por los culos -o las lenguas- ajenas?. (...) El prohibicionismo sexual atiza el miedo a un deseo horroroso. Erige un Paradiso policial para oponerlo a un Infierno perverso. Al mismo tiempo, es la perversidad de ese infirerno orgiástico que imagina, lo que le da manija para funcionar. La paranoia antisexual nos hace creer que, si se nos dilata el esfínter o se nos enciende la tetilla, nos "damos vuelta". Nos pasamos al otro lado. "

Da miedo, no?. Y encima, detrás de esta represión permanece incólumne la pretensión de clasificar a las personas según con quién se meten en la cama, mientras se esgrime el estandarte universal de la heterosexualidad conyugalizada y monogámica. Por eso, frente a los estándares normalizadores, creo que es una estrategia un poco pobre el caer en la defensa identitaria. Yo elijo dinamitar las convenciones sociales, reventar las clasficaciones, cambiar el discurso, hacer públicas las prácticas sexuales como condiciones humanas inevitables, no dejar que la heterosexualidad normativa se duerma tranquila ante una pretendida normalidad paralela ("son bolleras pero son monas", "es gay pero es un buen médico"), denunciar legalmente cada una de las agresiones de las que somos objeto, presionar a la clase política para que se haga cargo de este muerto.

Antes de definirme según las categorías asignadas, elijo el devenir: devenir mujer, devenir loca, devenir puta, devenir trans. Definirme por lo que hago y vivo, por lo que me pasa. Con quienes me meto en la cama, en el lavabo o en el zaguán y cómo disfruto de mi sexualidad, ¡es tan humanamente irrelevante más allá de mi goce!

lunes, 5 de enero de 2009

Noche de reinas

Los reyes pasarán esta noche... qué nervios! es que esto de los regalos, nunca se sabe, igual me traen ese golpe de suerte que me hará millonaria de la noche a la mañana y del golpe me quedo frita y se lo queda todo el pendex de mi hijo.

Estos dos vídeos sí que son un regalo: el monólogo de la Agrado y una conversación con Huma.


video video

Una vez un tío me dijo que cómo podía decir que una trans era auténtica si no tenía nada "natural". Natural! Qué gracioso. La verdad es que la trans se lo quería ligar y él estaba cagado en las patas.

Bueno, que sus majestades sean pródigas y viva la autenticidad sin originales!

abriendo armarios

Neeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeenas!!! (toma con la e)
La Eugenia se ha adherido a nuestra adicción blogera y, como no podía ser de otra manera, ha iniciado su propio blog, ella solita, viste? http://rompearmarios.blogspot.com/

Dale nomás! A escribir, carajo, que tenemos mucho que decir.

domingo, 4 de enero de 2009

El eterno regreso al sexo


Hoy ha salido en la revista semanal de El País un artículo sobre Catalina de Erauso, titulado "Mitad Monja, mitad Soldado". Nos cuenta que Catalina, de origen vasco, vivió como novicia en el convento de San Sebastián el Antiguo hasta los 15 años, en que se vistió de hombre y salió al mundo a luchar como soldado con su nueva máscara de género. Al cabo de unos años embarcó a América, donde formó parte de la conquista masacrando mapuches hasta alcanzar el grado de alférez. Finalmente, ya en Perú, decide quitarse la máscara ante un ovispo para evitar un juicio por disputas. Un exámen realizado por matronas determina que es un mujer biológica, a la sazón virgen, y es enviada de regreso a la antigua España. Lo más extravagante a nuestros ojos postmodernos es que, de vuelta en la vieja Europa, visita al Papa Urbano VIII, quien la protege y le permite seguir utilizando su nombre de hombre.

Ahora se publica una novela de Markus Orths, "La mujer travestida", basada en parte en sus memorias, versionadas por Thomas De Quincey, The Ensign Nun. (Este señor escribió también un opúsculo llamado "Confesiones de un opiómano inglés", y os prometo que vale la pena)


Esta historia nos recuerda que la diferencia sexual es una construcción histórica, que los conceptos de sexo y género han ido cambiado a lo largo de la historia. En la época en la que Catalina lucía calzas, jubón y greñas desmelenadas mientras se daba el lujo de escupir, eructar y beber como una cosaca, las definiciones de hombre y mujer no se hacían a partir de caracteres biológicos, sino de roles sociales. Hasta el siglo XVIII existía el modelo de un solo sexo, según el cual hombre y mujer eran dos caras de una misma moneda, dos versiones de un mismo cuerpo, desde la anatomía, la fisiología y la experiencia. Así, el útero femenino era un penis invertido, como se muestra en este dibujo de Andreas Vesalius, anatomista de mediados del siglo XVI, autor de De Humanis Corporis Fabrica (On the Workings of the Human Body):


El dibujo de la izquierda es una "vagina como pene", el de la derecha es una vagina y útero.

Hasta el siglo XVIII, la eyaculación femenina no era un cotilleo underground. Se sabía que las mujeres eyaculaban y sentían placer con el sexo. La diferencia entre hombres y mujeres se hacía según el género: había un género real y un sexo construído. Faltaba mucho para los diagnósticos de histeria y los análisis freudianos. (Quienes quieran más, busquen a Thomas Laqueur, o queden con alguna zorra o algún manolo que os muestre sus órganos in/out/per-vertidos. Entre otras muchas cosas, el sexo puede también ser intelectualizante)

A lo largo del siglo XVII va surgiendo un nuevo modelo anclado en la biología, en el cuerpo, que diferencia a hombres y mujeres según sus órganos sexuales, es decir, a partir de sus diferencias biológicas, a las que se añaden caracteres sociales impuestos: la mujer pasa a ocupar el rol pasivo (donante de óvulos para el mantenimiento de la herencia) y el hombre un rol activo. Frigidez frente a impotencia, histeria frente a control social, menstruación frente a eyaculación. El resto de la historia ya la conocemos, no?




Quizás esta entrada es puntillosamente académica, pero tiene que ver con quién escribe la Historia y quién protagoniza las historias, sin contar con la necesidad que tenemos de tener los ojos, los oídos, las vaginas y los culos bien abiertos.

Os dejo con una cita de quien es para mí una diosa de las palabras, la señora Úrsula K. Le Guin. Es parte del prólogo a su reconstrucción antropológica de un pueblo del futuro, llamada "El eterno regreso a casa" (Always coming home), ilustrado por Margaret Chodos-Irvine:

"Resulta difícil traducir de un idioma que no ha llegado a existir, pero tampoco hay que exagerar. Al fin y al cabo, el pasado puede ser tan oscuro como el futuro. El antiguo texto chino del Tao Te King ha sido traducido decenas de veces a los idiomas occidentales, y de hecho, los chinos tienen que traducirlo de nuevo a la propia lengua cada ciclo de Catay, pero ninguna traducción puede devolvernos la obra que escribió Lao Tsé (quien tal vez no existió). De lo único que disponemos es del Tao Te King actual. Lo mismo cabe decir de las traducciones de obras literarias del (o de un) futuro. El hecho de que todavía no hayan sido escritas, la mera ausencia de un texto para traducir, no representa una gran diferencia. Lo que fue y lo que podría ser se halla, como niños cuyos rostros no podemos ver, en brazos del silencio. Lo único que tenemos en cada momento es el aquí y el ahora."

sábado, 3 de enero de 2009

Resaca, o de cómo sobrevivir el hedor de las algas putrefactas


Hoy es un día durillo... como dice la Eugenia, si tuviera que ser día no sería 2 de enero... corrijo, yo no sería 3 de enero... Pero como ya soy un poco viejita, me reapropio de todo lo que no nos pertenece y lo vomito modificado con un nuevo copyright. Me encanta la definición de "resaca": movimiento que deja la ola al retirarse. Todas esas algas putrefactas que quedan cuando pasa la bravura es lo que no queremos ver, la peste cotidiana que ocultamos detrás de las plumas y las lenjuelas. Así que soy partidaria total de aprovechar al máximo las resacas para sacar a relucir los trapitos sucios.

Mi primer blogeo del día ha sido el de la Itu (divina!!!!!! menkantas, vaska tenia k ser). Su entrada resacosa (o subidona) nos cuenta sobre una tal Olympe de Rouge, quien en los tiempos de la Revolución Francesa escribió una carta de derechos de la mujer para "complementar" la de los "derechos del hombre". Los machotes la mandaron a la guillotina, claro. De allí me puse a pensar en el recurrente tema de que nosotras -pobres, marginadas, hembras, putas, desclasadas, anormales...- no solemos escribir la Historia.

De allí salté a Elmar, mi amigo alemán que nos regala fotos de Grecia en diciembre de 2008 (con un click en las fotos se ven en grande, vale la pena). Distinas épocas, los mismos temas: ¿quién escribe la Historia?

La mano de un hombre sangrando durante una mani en Atenas, diciembre 9, 2008 (REUTERS/John Kolesidis)

Athens, December 12, 2008. (OLIVIER LABAN-MATTEI/AFP/Getty Images)

Mani de estudiantes frente al cuartel general de la policía en Atenas, diciembre 15.
(OLIVIER LABAN-MATTEI/AFP/Getty Images)

Un policía escapa en llama en medio de una mani. Las llamas se extinguieron pronto. Diciembre12, 2008. (REUTERS/John Kolesidis)

Maniquis ardiendo en una mani en Thessalonika, Diciembre 8, 2008. (REUTERS/Grigoris Siamidis Mi preferida: Un manifestante grita a un antimotines. (AP Photo/Petros Karadjias)

Los malos recuerdos son como las estacas que les clavan a los vampiros. Hace años que no vuelvo a una mani - desde la del cine Princesa, que no quiero recordar-. La del 28J para mí es una celebración, un desfile, una provocación festiva. Si no, no es nada. Soy bastante orgullosa, pero sé cuando no puedo más. La violencia de Estado, el terrorismo legítimo, destrozó mis ganas de luchar. Necesité muchos años de renuncia, exilio, silencio, ostracismo, okupación, convicción e imaginación para salir airosa de la derrota. Confío en formas de luchas replegadas, cotidianas, esquivas, huidizas. Y a ellas me aboco. No quiero que me corten la cabeza, aunque la guillotina brille como una corona de princesa! Pero que ganas tengo de atragantar con mierda a esos cabrones!!!

viernes, 2 de enero de 2009

Una sopita y a la cama



La noche de bienvenida al 2009 fue muy larga, en tiempo, en intensidad, en besos psicodélicos, en esos abrazos que te fundes, en reencuentros fortuitos, en conversaciones intensas, bailes desenfrenados, promesas alcohólicas, deseos sublevados... En fin, mariconeo, sudor y lágrimas, literal y metafóricamente.

Las piernas están hoy pesadas, unas aureolas negras contornean mis ojos, el cuerpo no sabe si tiene sueño o hambre. Tengo el recuerdo repleto de imágenes: la Eugenia con su abrigo de oso polar emulando una entrega de Óscars, la barra de la Bata adornada con exquisitos manjares elaborados con amor durante horas, el Rodri saltando eufórico delante de la mesa de mezclas, la cara de la Beatriz inundada de mis palabras que la anegaban como una riada embravecida, las calles del Raval llenas de machorros asesinables que se nos lanzaban encima, el Sandro durmiendo entregado en el regazo de la Itzi, el Frutas con sombrero de pirata discutiendo al rubio de rastas a ver cuál de los dos era más guapo, la marica chilena bailando el baile de San Vito con el torso desnudo, el Alf lentejuelado con su traje de freixenet contornéandose en un baile seductor enganchado a su divino nuevo amor, la loca lista que me presentó la Itzi y que comenzó a contarnos sus aventuras en una sex party con alguien que resultaba ser yo, las divinas compañeras de pista, la gente del local que regalaba mandarinas y sonrisas, el Mauricio contándome sus aventuras mejicanas, y tantas otras cosas innumerables o incontables...

Y hoy me quedo con la sensación de un puzzle cromático con piezas perdidas y contornos sinuosos que me devuelve a lo más salvaje y hermoso de la vida: la unión entre reinas sin súbditos, entre sobrevivientes incansables, entre locas errantes, auto desterradas de la mentira del paraíso de la normalidad. Esa energía que generamos en el trajín de la noche en pleno día, ese calor de cuerpos revueltos y desenfrenados, esa ironía siempre a punto, ese amor de puta por un día, esa euforia descolonizada y sin marketing, son para mí como un caldo levantamuertos.

Os dejo que me voy a hacer la digestión.