martes, 30 de diciembre de 2008

viernes, 26 de diciembre de 2008

Día de perras

Llueven perros y gatos, dicen los yanquis cuando llueve que te cagas. Si además hace frío, son navidades, tienes un adolescente aburrido en casa al cual le has "robado" "su" PC porque todavía no has acabado de desembalar cajas de la mudanza y no encuentras el cd para instalar el router en tu ordenador, y por si fuera poco, eres una perra precaria que lleva una semana sin follar, deseas que no lluevan cats & dogs, sino coños, tetas, manos, pollas, dildos y/o cualquier otro órgano humano o no humano que te saque de esta humedad emocional...

Mirando el cielo estaba cuando decidí cambiar de chip y conectar mi disco duro. Revolviendo entre archivos viejos encontré el homenaje (escrito también en un día de lluvia) que leí en la presentación en Barcelona de Ética marica, del Paco Vidarte, que se murió por un linfoma asociado a infección por VIH. Pero el conectar no acaba aquí, ya que anoche me dormí leyendo las crónicas de sidario de Loco afán, de Pedro Lemebel, que es una especie de memorial de "locas" chilenas - marikas y trans - que fueron invadidas por la sombra y de las que sólo queda el glamouroso recuerdo que Lemebel nos regala.

Pedro esculpe en bronce su sidario mientras esboza instantáneas de otra época, Paco vomita los restos de la cena heteronormativa en la cama del hospital. Sobre Lemebel escribiré en otro momento, porque es absolutamente imprescindible. Ahora os dejo con una parte del homenaje a Paco, para que saltéis del sofá y os pongais a leer su Ética, que no sé si es buena o mala, pero tiene una mala leche que cuadra perfectamente con la rabia que tenemos:


UN ADIOS DE PERRA A PERRA.

Con cariño, de las perras del FAGC para Paco y familia.


A veces siento que estamos más solas que perras malas, que es lo que en definitiva somos. Solas sobre todo ante la muerte. Y entonces me pongo a escuchar música, pero no la que escucho siempre, sino una especie de rock & roll lloroso ladrado por Tom Waits y canes de su raza. Y me quedo atascadísima pensando en la muerte, leyendo a Paco en la red, y dándole vueltas al sinsentido del dolor cuando, de repente, recibo un mensaje de un amigo virtual de lastfm que me dice: “me gusta tu eclecticismo musical”. Entonces me doy cuenta de que erré el camino. ¿Qué mierda hago escuchando estos plastas llorosos? En la búsqueda de inspiración caí en el pozo de la autocomplacencia. Así que me meto en la página de mi nuevo amigo y conecto con su selección musical, buscando en lo desconocido una tabla de salvación. La música vibra, me despierta los músculos, me recuerda el aliento vital y el bramido de las olas. Los caminos del azar son inescrutables. Mi desconocido amigo me ha despertado. Como en su momento Paco, que no era mi mejor amigo ni mi filósofo más admirado, sino alguien desconocido pero cercano que me abrió las puertas a la teoría queer y me regaló esa ética marica que hacía años que deseaba. Tan lejos, tan cerca... Entonces comienzo a vomitar este homenaje:


Siempre que imagino el último adiós a un ser querido, me viene a la cabeza el entierro del padre en la película de Big Fish: un montón de freakis reunidos alrededor de un centro, una idea, un recuerdo, un pasado común. Y esa foto de familia es ya una celebración. Una celebración de la vida, porque, para los freakis, las raritas, las perras de mala leche, la vida no es un regalo. Es una pulseada cotidiana a caraperro.


Hoy llueve. Tengo el ánimo lloroso. Me fijo en el calendario a ver si estoy en período premenstrual, pero todavía me falta una semana. Estoy horas leyendo las linfomanias de Paco, ese libro de bitácora que deslumbra por la deconstrucción minuciosa que opera sobre la enfermedad hospitalizada: las enfermeras de cuento de hadas; los médicos intentando desarmar la maquinaria de la muerte; el amor y la paciencia de las visitas; lo naif de los regalos; los festejos navideños; las fotos de Paco con la jeta torcida...Admiro su valor, su buen humor, su desfachatez ante tanto descalabro... ¡quién diría que semejante perra mala podría conmovernos hasta las lágrimas con sus avatares ante la muerte!


El VIH se llevó de mi vida más de lo que quiero aceptar. Y la verdad, estoy cabreada. Yo también estoy negra. Porque cuando empecé a leer este libro le escribí a Paco dándole las gracias, diciéndole que me encantaba, y ahora me gustaría poder decirle que hay alguien, que esa tarea colectiva existe, y que hay más de una perra cabreada, orgullosa y dispuesta a hacerle sacar el nazi interior a toda esa gentuza que pretende normalizarnos. ¿Cómo? Provocándoles, llevándoles al límite, porque, como dice Paco: “No somos sistema, ni ciudadanos de primera, ni demócratas, no hemos pactado nada que nos obligue a ser como ellos, no molestarlos o dejarlos de joder.”

Y además, me encantaría poder regalarle esta frase: “La lucha es como un círculo: se puede empezar en cualquier parte, pero nunca termina.”

Gracias, Paco
---------------------------------------------------

Y para quienes todavía buscan más motivos para leer en estos días viscosos, os cuento mis...

Diez razones por las que me gusta "Etica marica":

1. porque, aunque a Paco la Haraway le pareciera demasiado high-tech, utiliza la ironía como herramienta política

2. porque es una ética que no se dirige al hijo ni al pueblo ni al gobernante, sino que habla de sí para sus colegas en batalla. Es un llamado a la acción de marica a marica, de perra a perra

3. porque no intenta arengar ni caer bien, paco no demuestra que es profesor universitario de filosofía, solo sabemos que es una marica cabreada con un dragón en la mano y que no dudará en usarlo

4. porque no representa ni intenta hablar por nadie, ni “da voz a nadie”: chilla, ladra desde su cabreo ante la homofobia y, peor aún, ante el buen rollo que esconde la homofobia bajo su traje de democracia y aceptación de la diversidad. Porque no busca uniformar ni, mejor aún, marcar la última tendencia

5. por la sorpresa de que esta ética, que hace años deseo leer, la escribió alguien a quien no había admirado antes, una marika sin más ni menos, alguien que me ha hecho llorar y reír y saltar del sofá y sentirme acompañada porque no era la única imbécil que pensaba que muchas nos pasamos el día chillando "soy esto y aquello", pero seguimos mirando la misma tele basura que la maruja del cuarto, comiéndonos en el curro la misma comida basura que el pelotudo con corbata a quien no saludamos en el metro, metiéndonos la misma mierda que el pijo de Sarrià todos los findes... ¿qué diferencia hay entre unos y otros? ¿El modelito? ¿El maquillaje? ¿El peinado? Después de leer este libro te queda claro que, quienes no luchamos por ser normales ni porque nos acepten, pero tampoco por marcar la diferencia con la última tendencia; quienes sabemos que tener pollas o coños en el menú no marca la diferencia, éstas, sabemos que en el fondo, la diferencia y su amiga la diversidad nos importan un carajo... lo que queremos es respeto, memoria y responsabilidad

6. porque viene del cabreo, de un cabreo legítimo, porque este libro es un grito desde las entrañas, es lo que yo llamo “una verdad". Porque, ¿quién puede decirnos que nuestro vómito es falso, injustificado, inapropiado o inadecuado? Es lo peor que llevamos dentro y necesitamos sacarlo porque no nos pertenece: no son nuestras la homofobia que chupamos cada día, ni el olvido al que intentan someternos los políticos con sus arengas de peques de primaria, ni la mirada reprobatoria, ni el insulto acallado pero latente. Porque el respeto y la aceptación no están en el silencio ni en el olvido, sino en la memoria y la solidaridad

7. por su lenguaje soez, porque, desde luego, este no es un libro académico, ni siquiera de esos que no lo son pero hasta su solapa apesta a rata de biblioteca. Es un panfleto de perra a perra, cuyo subtítulo podría ser: “Gatitas y ovejitas, abstenerse.”

8. porque es parte del contexto, es un libro de su época, no intenta ir más allá pero tampoco se olvida de dónde viene: está donde está, sea bueno o malo, porque la ética no tiene que ver con lo bueno o la malo, sino con la acción responsable acorde al momento, la experiencia y las responsabilidades con una vida vivible.

9. porque nos despierta, porque no se puede ser marika, trans o bollo y dormirte tranquila tomando flores de bach, no mientras tengamos la tarea de robarle el reloj a Bush en Albania, de montarles un pollo a los políticos en vez de servirles la cena, de acabar con el buen rollo. Este panfleto nos dice que si sientes que no vale la pena hacer nada o no te puedes mover porque te pesa el culo gordo de toda la mierda hetero con la que te han estado atragantando la familia, la vecina del cuarto, los curas y las monjas, tu profe homófobo de 2do, entonces vomita. Pero no te vomites en los pantalones, sino en los zapatos de la loquera que te mira de reojo porque no puede entender cómo te obcecas en salir a lucir un par de tetas que, de ninguna manera hacen conjunt con tu pene. Vomita sobre la mano del político que te ofrece esa limosna en forma de ley. Vomita todo y no te preocupes por el hedor, porque se acabó el buen rollo. Lo que necesitamos es una política a cara de perro. Pero no de cualquier perro. Porque no es lo mismo una política a caraperro que una política de perro de lujo, de perrillo faldero, de perro de raza, de perro de compañía, de perro guardián, de buen perro. Las maricas, bollos y trans no tenemos que estarles agradecidas a nadie, nos dice Paco. Sobre todo si tenemos en cuenta nuestra situación social. No es lo mismo ser marika rica que pobre. Porque cuando Paco habla de solidaridad no habla de darnos la mano e ir juntas a bailar la danza del sol.

10. por último, y no menos importante, por su honestidad


martes, 23 de diciembre de 2008

Feliz año nuevo!!

Un día la Itzi le dijo al Maro, reflexionando sobre mi viaje a Argentina el verano pasado: "no sabemos nada sobre de dónde viene la Helen...". Esta verdad antes me pesaba, ahora no la recuerdo. Pero acabo de encontrar estas fotos de aquel infortunado viaje y me atrevo a abriros las ventanas de aquel paraíso perdido.

Sí, nenas, en este patio (hoy muy desmejorado) vuestra zorra suprema se estiraba en la hamaca a admirar las estrellas desde el sur de la vía Lactea con su primera "novia" - quien fue la pionera en el descubrimiento de mi zorrisupremismo cuando me dijo: "eres novia de todas menos de tu novia".



Esto es lo que se ve por la ventana de la cocina: los árboles son centenarios, igual que los molinos, la casa y la gente... El cielo es inconmensurable, la vista no encuentra límites cercanos...

Queda así bastante claro de dónde viene mi temprana convicción de que los humanos no somos tan importantes... Pero en vez de dárseme por la veneración religiosa, se me dio por el hedonismo extremo.. ¿Qué más iba a hacer entre tanto nada-por-hacer-y-todo-para-ver?





Este es "mi árbol". Allí me entrené en la subida a las alturas que tan útil me sería luego en mis primeros viajes de éxtasis: no ir más allá de donde te sostienen las piernas, pero si las tienes fuertes y no tienes miedo, puedes ver el mundo desde arriba, arropada por las hojas, y flipar... También aprendí que lo más difícil es bajar del árbol.







Esta foto la saqué un día de lluvia... ¿Bonita, no?

Pero como todo desierto, puede volverte loca... Los franceses llamaban "bautismo de soledad" al desierto.






En mi vasto páramo entrerriano, rodeada de perros, caballos y gauchos de piel curtida, aprendí to fuck the pain away (mandar a la mierda al dolor) abrazada a "mis vidas": dos perros pastores italianos de pura raza, regalo de un amigo del cónsul italiando que se los había dado porque no sabía dónde carajo meterlos. Los pobres eran como dos elefantes en la sala de estar, con tanto pelo en medio de un calor subtropical que les volvía majaras, tan blancos en medio del barro, tan dignos entre los pastores alemanes.
Con ellos aprendí, entre otras muchas cosas, que las princesas exiliadas han de sacarse la corona cuando les toca cagar en una letrina. La hembra acabó siendo jefa de una jauría de cimarrones que salía a matar ovejas a la luz de luna hasta que la sacrificaron; el macho, que nunca se apareó con ninguna hembra, fue atacado por el resto de la manada, que nunca lo aceptó. Como yo no estaba nadie pudo acercársele para curarlo, y acabó muriendo de una aseptisemia. La foto es de 1980.


Allí, a la vuelta de la esquina del culo del mundo, sin tele ni teléfonos, descubrí el valor de la palabra impresa para abrirme puertas a mundos invisibles; me hice millones de pajas mientras leía todas las novelas de Simenon y me imaginaba andando misteriosa por las calles de París, y cuando las había acabado de leer a todas volvía a comenzar, mientras me ejercitaba en el arte del engaño haciendo ver que no recordaba quién era el asesino, cuáles eran sus razones, dónde estaba el misterio...


Así me iba a comprar el pan cuando llovía y los caminos se hacían impractibles (aunque en esta foto tenía 10 años, y obviamente, no llovía)
Así comencé a andar los caminos del alcohol, ya que la panaderia era el único lugar de reunión social, es decir, el bar. Allí se reunían los hombres a beber y jugar al truco, y a mí, como era "la hija de Torres", la de la ciudad, la rara, se me permitía sentarme a emborracharme con ellos mientras les hacía todas las trampas que podía. Nunca se me cobraba por la bebida: mi padre era una persona venerada por su generosidad. Mientras, las mujeres se escondían en la cocina y se morían de risa de mí. Siempre decían, a carcajadas: "Está loca esta Helena".
Una vez, en un pueblo perdido del desierto magrebí, las mujeres de la casa donde habíamos sido invitados a tomar el té me hicieron revivir esos momentos: ellas se llevaron a mi hijo en volandas, llorando espantado entre sus chillidos incomprensibles, y me dejaron hablando con los hombres, porque era la única que hablaba francés, mientras ellas preparaban el té.

Estos eran algunos de mis compañeros de juego y copas. El domingo charlábamos con Sara y Floyd sobre la tradición de enlazar a terneras y terneros para vacunarles, castrarlos y marcarlos. Los hombres han de separar al animal del grupo, cazarlo con una cuerda que revolean sobre su cabeza e intentar enlazar las patas del animal mientras corre. Los perros ayudan, por supuesto.


Cuando estuve otra vez allí el año pasado, me contaron que todo eso ya no existe: ya no hay bar ni panaderia ni parroquianos ni tradiciones compartidas. Al pan lo traen en camioneta una vez por semana a los cuatro locos que no se han ido todavía y que no tienen vehículo. El neoliberalismo se lo llevó todo. La obsesión por la soja que alimenta los vientres europeos ha arruinado la tierra y maquinizado tanto el proceso de producción que la gente se fue a la ciudad a aumentar la población de las villas miseria (fabelas argentinas). Todo el mundo tiene móvil y televisión, pero los caminos son igual de intransitables y las escuelas paupérrimas. Escuché a alguien decir: "yo a esto de internec no lo entiendo, che". ¿Progreso? jejeje...


Bueno neeenas: todas sabemos que es más difícil abrir la puerta de las emociones que abrirse de piernas. Así que tomaros esta entrada como un regalo de Año Nuevo: mi pequeño baul de los recuerdos pa vosotras, con mucho amor.

domingo, 21 de diciembre de 2008

¿Una birrita?

¿Qué rica, no? Es Uffie (Anna-Catherine Hartley). Nació en Miami, se crío en Hong Kong y ahora vive en París. Debutó con los singles Pop the Glock y Ready To Uff, de ritmos electrónicos y letras potentes. Luego hizo Hot Chick e In Charge. Me encanta EscucharDismissed, donde manda a la mierda a los idiotas que se preguntan de donde carajo ha salido esta tia: "Oh please excuse me bitch but I fuck all you wannabes" (perdonadme putas, que os jodais todas las "quiero-ser"); o , frente a las críticas porque estos dos últimos álbumes podían descargarse de Internet gratuitamente: "You brought my popularity ratings higher than ever, / Thank you, your whole bullshit comments have worked real clever!" (vosotros hicisteis subir mis índices de popularidad más que nunca, / gracias, todos vuestros comentarios de mierda han funcionado muy inteligentemente!)

Me encanta porque es una verdadera zorra: lista, divina, y encima, está buenísima!


Más de ella: First love y brand new car. También ha colaborado con Justice en la canción Tthhee Ppaarrttyy.

(Me he informado tanto porque he pedido una igual para Reyes. Vaaale, puedo compartir...)


PD: la info es de lastfm, una radio P2P buenísima.

Manuela Trasovares

Anoche fuimos al Fama, a la sex party. Todos estaban super dignas, divinas. Nos faltaba de todo: liquidos, polvos, combustibles y otros cancerígenos varios, pero lo conseguimos, hicimos lo que se habia de hacer. Tanto que ahora no estoy muy fina para las letras, sin contar con la comida "familiar" del domingo, con su carnaza, su vino, su yerba, y dale nomás!

Lo que sí puedo contaros es que, después de la comilona y la tertulia, mi momento youtube se lo he dedicado a la increíblemente divina Manuela Trasovares. Igual es ese aroma especial de "El dia siguiente"; quizá es la resaca -"movimiento que deja la ola al retirarse", dice el diccionario. Igual la de anoche era una ola bastante grandotota, como siempre...- ; no lo sé, pero lo comparto porque se me ha dado por sentirme bien. O mejor que bien. ¡Somos tan dignas! Alguien me dijo anoche, con ironia: "tú, problemas de autoestima, no tienes, no?". ¡Ese sí que es un buen piropo!

Os dejo con la reina:

video

Y brindo para que recordemos que la grandeza del glamour está en la dignidad. "Sense peu de micro no vull cantar!"... Y, ¡qué mirada, señoras y señores!... ¿Y la mujer del público que dice: "¡Nos tiene aquí a todos acojonados!". No pueden soportarlo. Eso es lo que pasa. ¿Diversidad?, ¿tolerancia?, eso no son más que porquerías...

Por eso, como decimos en mi pueblo: "no se olviden de... Manuela Trasovares". Salud!

sábado, 20 de diciembre de 2008

sabiduria adolescente



sí, sí, sí, sí!!!!! he sido dispensada de mis deberes maternos por mi pequeño retoño, que como ya va al insti ha aprendido muchas cosas sobre aquello llamado "ciencias", y me ha dicho: "yo me voy a la casa de mi amigo y vos te vas a tu sex-party, que seguro que te follas a todos los seres vivos: protozoos, organismos unicelulares, virus y bacterias".

¿qué puedo hacer yo ante tanta sabiduria? pues ponerme divina y correr a pillar el último tren!
fins ara...

viernes, 19 de diciembre de 2008

Atención!!


Este flyer apócrifo me recuerda lo idiotas que somos a veces, a pesar de tanto siglo XXI, tanto post-post, tanta occidentalidad... o quizás será x eso...

en fin, seguid las instrucciones del envase y hacedlo con moderación! Nunca se sabe...

miércoles, 17 de diciembre de 2008

there's no place like home...


Acabo de leer de un tirón el manuscrito del libro de próxima edición Devenir perra... Tengo el corazón en un puño, los ojos rojos y una carcajada irónica en la boca...

Pienso en muchos cosas: mis raíces troskistas y anarkistas;
mis luchas desde el feminismo; mi guerra cotidiana contra la heteronormatividad, el patriarcado y la precariedad; nuestra comunidad de perras lúbricas... En pocas palabras, en lo que constituye mi home, el lugar que habito y hago/hacemos vivible.

Os regalo dos aspectos físicos de ese mi paradójico
habitat. Si tuviera un credo, estos serian mis templos: mis espacios de encuentro sagrado con lo desconocido, lo inconmensurable; con la fuerza todopoderosa de la adaptación a la transformación, donde se desvanecen fantasmas y renacen alianzas ocultas, prohibidas, más poderosas que cien generales en batalla...

Siento el llamado de la manada a través de las palabras de Itziar; me infunde su fuerza, su coraje, su desparpajo; me lleno de poder, de ganas de vivir, de orgullo de ser... No me importa haberme zampado una bolsa de patatas fritas, cuatro sandwichs americanos, dos (¿o eran 3?) birras y unas (??) copas de vino para intentar compensar la emoción cardíaca de estas cien páginas con un hartazgo estomacal...

Porque, por sobre todas las cosas, la parte de mi cuerpo que está más feliz después de haber leido esta joya es mi COÑO. Está húmedo y contento, riendo entre las nalgas sobre la silla giratoria, enviando SMS obscenos a los dedos de los pies, a las uñas, a la punta helada de la nariz... Sabe que al fin se le ha hecho justicia!!

Cuando este libro caiga en vuestra manos, amigas,
leedlo desde lo más profundo de vuestros orificios, no os arrepentireis! Y cuando acabeis, os regalais con este concierto de The Peaches cantando Shake your dix.

video

No os perdais la letra de la canción (quienes no sepan inglés se buscan una churri que se lo traduzca):

All right, all you men, you boys, you guys,
Are you with peaches?
Then gimme some of this�

Shake your dicks, shake your dicks,
Shake your dicks, shake your dicks.

Ok, how about you girls, you women, you ladies,
Are you with peaches?
All right then, let�s try this, are you ready?

Shake your tits, shake your tits,
Shake your tits, shake your tits.

Boys like the lips swinging in their face,
Lying back and staking their own space,
We�re gonna kick it now and take your place,
Come on and give us a taste.

I�m not the only one with body to kill,
I like to see just how you swing that thrill,
Come on baby baby, use that thing,
You make my panties go ping.

Shake your dicks, shake your dicks,
Shake your dicks, shake your dicks,
Shake your dicks, shake your dicks.

I know you all play bottom to top,
I know you all like the hot box,
Girls you ready to flip it again,
Keep it safer that it never ends.

Shake your tits, shake your tits (Shake your tits, shake your tits)
Shake your tits, shake your tits,
(Shake your dicks, shake your tits, shake your dicks, shake your tits, shake a)

Are the motherfuckers ready for the fatherfuckers?
Are the fatherfuckers ready for the motherfuckers?
Are the motherfuckers ready for the fatherfuckers, No?

Girls and boys they want it all,
Lay back and make the call,
You make that flip (Yeah) really quick,
And keep it so slow its sick.

You gotta shake your dicks and your tits,
I�ll be me and you be you, shake your dicks and shake your tits,
And let me be you too.

Shake your dicks, shake your tits (Shake your dicks, shake your tits)
Shake your dicks, shake your tits
(Shake your dicks, shake your tits, shake your dicks, shake your tits, shake a)

Are the motherfuckers ready for the fatherfuckers
Are the fatherfuckers ready for the motherfuckers
Are the motherfuckers ready for the fatherfuckers, No?

Salud!

(Las fotos son de Laura, y quien pincha son las Víctimas del Tekno)

viernes, 12 de diciembre de 2008

criaturas de la noche



Esta noche bajamos a la Bata con la Olga... estoy harta de estar exiliada en La Floresta vaciando cajas! A pesar de mi bronquitis, un petit cóctel de humo y alcohol no me va a matar todavia... Me pregunto cómo sobreviviria sin mis perras y su perrera... Ah!! La Bata!!!!!!!!!

PD: este video es un fragmento de "TransMarikaBollo fobia" hecho por Ningún Lugar y el Fagc presentado el 28J acompañando el libro de Joan y el Eugeni, "Dels drets a les llibertats. Una història política de l'alliberament gai a Catalunya (FAGC 1986-2006)"

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Devenir perra



Esta es una de las fotos de la sesión que la chulaza de la Mónica ha preparado para el libro de próxima edición "Devenir perra: feminidades insurgentes y extremas", de Itiziar Ziga, la Itzi. A quienes tenemos el privilegio de haber transitado con ella parte de ese camino creativo que consiste en transformar la furia en arte sin morir sepultada por el esfuerzo, se nos erizan las plumas de solo pensar en el momento en que tengamos ese libro en nuestras manos.

Hay libros que te hacen pasar un buen día, y son buenos; hay otros que te lo hacen pasar bien muchos días, y son muy buenos; hay los que recuerdas muchos años, y son mejores. Pero hay los que te ayudan a vivir la vida: eso son los imprescindibles...B.B.