lunes, 24 de noviembre de 2008

Sin comentarios...

Edició i gravació del col.lectiu "Suporttotal" que recull gran part del treball fotogràfic de Jordi Secall que va desenvolupar durant els anys 2003 i 2007 al Poblenou. Fotografia i video de moments històrics com les escenes de desnonament de veïns i enderroc dels carrers que ara son el Parc Central, imatges de can Ricart i La Escocesa amb vida, l'entrada bíblica de la Makabra a can Ricart i altres més recents gravats en video, com creacions de protesta de graffiters sobre el terrat de l'extint taller artístic del Caminal, o el desallotjament d'una familia del carrer st. Francesc durant aquest estiu.

(Fuente: blip.tv)

sábado, 22 de noviembre de 2008

Ah! El amor...

Ese gran genio que es Tim Burton tiene un opúsculo llamado "La melancólica muerte de Chico Ostra". Una delicia de poemas acompañados por unos dibujos delirantes. Aquí va uno:

Palillo y Cerilla enamorados

Palillo quería a Cerilla
con un amor muy vehemente.
Amaba su delgadez
que veía muy ardiente.

Entre palillo y cerilla
¿puede arder una pasión?
Así fue. Y en un segundo
ella lo volvió carbón.


Stick Boy and Match Girl in Love

Stick Boy liked Match Girl,
he liked her a lot.
He liked her cute figure,
he thought she was hot.

But could a flame ever burn
for a match and a stick?
It did quite literally;
he burned up pretty quick




Y como el amor es un temazo, también quiero regalarlos este carta q m manda Itziar y habla de finales dignos. ¿Entendeis por qué la quiero? Y esto no es amor romántico!!

Una no está para vinos malos

Esta es una de esas cartas que nunca llegan a enviarse.

Buscaba un lápiz y he descubierto aquel cuaderno con hojas garabateadas por ti y con hojas blancas. Lo peor son las hojas blancas, exhiben su vacío que es hermano de tu pérdida. Mejor no leo, no escribo, no pienso esta noche. Me escondo entre mis sábanas inerte, crionizada hasta que algún amanecer venidero me despierte y te haya olvidado. La mitad occidental de mi cama es un continente gélido devastado por tu ausencia.

Casi sin darme cuenta estoy otra vez llorando. Ahora ya no me abate tanto la certeza de haberte perdido como mi propia desolación. Hace tan sólo un mes estaba tan contenta… Decido levantarme, todavía son las diez y media. No quiero abandonarme a la autocompasión toda la noche. Me asomo a la cocina y levanto la tapa de un puchero en el que no recuerdo haber guisado ayer ni hoy y en el caldo verdoso emerge mi rostro abotargado por el llanto. No sé porque me río de mi reflejo lánguido, la condición de abandonada es como una ruleta rusa: una no tiene ni idea de cómo va a reaccionar su ánimo ante los estímulos más triviales.

De pronto tengo hambre: quedan diez minutos para que cierren los ultramarinos. Me lanzo escaleras abajo. La calle me sorprende ajena a mi desdicha: bulliciosa, rápida, superpoblada. Me siento una zombie que abandona sigilosa su guarida en busca de provisiones un viernes por la noche. Los pakistaníes que regentan la tienda me reciben con su amable discreción de siempre, no parecen tener prisa después de doce horas sentados al otro lado del mostrador. Estrellitas de pasta para la sopa y una botella de El Coto. Una no está para vinos malos.

Regreso a casa animada por el leve contacto con un mundo que sigue su curso. Sé que el desamor hay que pasarlo, igual que los catarros. Sacar los recuerdos como mocos adheridos a las vías de aire para que vuelvan a ventilarse las entrañas, toser la pena, abrigar el pecho añorante, sudar el venenoso sentimiento de fracaso. Después de todo, no es la primera ruptura de mi vida, ni será la última.

Alcanzo el cuarto piso casi sonriente. Los gatos se arriman a la puerta y me siguen conspiradores. Por un momento creo descubrir en su interés repentino cierta voluntad de consuelo. Ahora maúllan y me miran insistentes.

-Qué sí, que os echo comida. Estos cabrones sólo se dan pena de si mismos.

Mi voz suena intrusa. Descorcho la botella y libero su flujo granate en una copa tan desparejada como yo, esta noche tampoco estoy para vasos de duralex. Brindo con tu fantasma.

Mientras se calienta el caldo de verduras, pienso en llamar a mis mejores amigas para darles la paliza otro ratito y asegurar a dios y al cielo que estoy mejor. La primera no contesta, la segunda tampoco, la tercera no es ella sino su compañera de piso que debe andar también exiliada en su casa un viernes por la noche. Las dos comentamos lo bien que se está con una misma mientras la ciudad se aboca al desmadre. Esta claro: este duelo me toca transitarlo sola.

Al colgar el teléfono una aguja despiadada se me hunde en la boca del estómago: tú ya no volverás a estar al otro lado.

La sopa hierve con estrellas, un huevo huerfanito rescatado de la nevera, sal, pimienta, comino y albahaca. Tres lágrimas traicioneras se diluyen en la olla, me sorberé mi propia pena.

Descarto atontarme con algún programa de cotilleos, esta noche no estoy para el despelleje propio ni ajeno. Busco en el dial algo balsámico, sin ruido. Agradezco a las diosas que todavía se emitan programas de música clásica, a esta hora extraviada. Para mi suerte, suena Purcell.

Coloco mi trono en mitad de la sala: a mi derecha, la tele oscura e inofensiva y enfrente mía, el sofá despoblado. La estufa encendida cierra el círculo de mi baluarte. Sentada sobre una manta en el suelo inicio una cena que tiene algo de ceremonia. Me bendigo a mi misma.

Tengo los ojos relajados por el llanto y me dejo mecer por esta tristeza, por esta soledad de la que ya no es única responsable tu ausencia… su ausencia. Ahora soy yo mi interlocutora. En mi abandono ya no cabe nadie.

La sopa y el vino me han infundido su tibieza, la serena despedida a la reina Mary me alcanza trescientos años después. A esta hora bruja la ruptura no es desgarro, es reencuentro.

Tanto líquido aprieta en mi vejiga, me acerco sigilosa al baño para no quebrar el hechizo. El espejo de marco dorado que lleva casi seis años dando tumbos conmigo me devuelve sosegada. El polvo que crece en su piel de plata difumina mis rasgos. Me sonrío. Pienso que después de todo, nos hacen un favor al echarnos de un trabajo o de un amor. Al final saldré ganando. Siempre es mejor lo que sucede.

Me acuesto conmigo misma embriagada. Ahora sé que me vencerá el sueño.

Me too



dexter es un tio con una ética muy estricta. Sigue un código incorruptible, como el del manual del Zinja, el que seguia Ghost Dog, el personaje creado por Jim Jarmush en El Camino del Samurai. Lo que pasa es k un samurai, como nos es lejano, nos parece inofensivo: no tememos encontrárnoslo por la calle con la katana preparada para cortarnos la cabeza. Pero un americano de complexión "normal", es decir, rubio, un poco cachas pero no tanto, limpio, amable y generoso, que además es médico forense de la policia de Miami, no puede ser un asesino en serie. Eso está muy, pero que muy mal... No tan mal como las tias de Baisse moi, pero bueno...

A mí me encanta Dexter pork juega con esas cosas k todas pensamos y no nos atrevemos a hacer, por moral, por miedo a la venganza, a la cárcel, a las pesadillas nocturnas. Pero Dexter no tiene miedo a nada. De hecho, no siente nada. Pero no es por esto por lo k mata: lo hace para limpiar Miami de gentuza. Y lo peor, ¡no puede compartirlo con nadie!

Este es un video sobre una canción de The Knife que se llama "Wanting to kill" (queriendo matar) y k me gustaba mucho escuchar en el mp3 cuando iba hacinada en el metro a currar (antes de disfrutar de esa gran fortuna fruto de las sociedades opulentas llamada "paro").


video

Tarantino mata pork sí, para poner en ridículo las convenciones. Manu y Nadine, las protagonistas de Fóllame, por venganza. Dexter mata por ética. Interesante el oxímoron.

Un par de huevos


amigas, hoy estoy muy locuaz... cualkier cosa con tal de no revolver la mierda... admás, es sábado! y como ya tngo hambre y la situación así lo rekiere, m voy a hacer un buen par de huevos fritos y los pondré delicadamente sobre una xuleta de cerdo (es k mencantan las metáforas: ponerle un par de huevos a un caxo de cerdo no está nada mal, sin contar con k soy askerosamente carnívora). todo regado con una buena jarra de cerveza y a disfrutar del sol!!! eso sí k s tener huevos.
seguro k esta noxe, cuando m vaya a dormir después de una sobredosis de Dexter, habré embalado un montón de cosas! (siempre habrá algún contenedor k me ayude a digerir mis excesos)

como romper con tu novia

me enkantan las mudanzas: cambiar de piel, tirar cosas viejas, recuperar cosas bellas, redescubrirse en los lastres, regodearse en los objetos inútiles cargados de sentido, redescubrirse en aquello k hemos escogido para k nos rodee y darnos cuenta de cuántas piedras llevamos en el zapato....

Así es como me levanté a las 10 pero todavía no conseguí llenar ni una caja! Eso sí, escuché música (gracias Andy y Mariana x descubrirme el braindance i la IDM!); reflexioné con el I Ching; desayuné dos veces (lo k me habilita para mi primera cermeza); me puse a cargar las pilas recargables; leí notitas de "buenos días" perdidas en estanterías polvorientas...

Lo k sí conseguí compenzar con éxito es a tirar una parte de la basura k mi ex me dejó en la parte de atrás del jardín: botes de pintura reseca, cubos de pinceles estropeados llenos de arañas (soy aracnofóbica); bolsas con trapitos viejos todos pegados... Será un símbolo de lo k keda de nuestra relación?? En eso estaba cuando volví al ordenata y descubrí a Liv Yilmaz :

video

Moraleja: si t acuestas con una romántica, prepárate para el combate final: pantojismo sideral, grandes dosis de "por qué me has hecho esto a mí" (cuando en realidad el problema es k se lo has hecho a otras...) y altos grados de decepción mútua. Warning: las mujeres k se corren como lobas no deben aparearse fuera de la manada si no kieren transformarse en la loba esteparia (sola e incomprendida en medio de seres normales), o, pero aún, en la colmillo blanco (k es lo k te pasa cuando no inkas el diente vampiresco en los culos de tus amigas).

bueno, a ver si con mi segunda cermeza consigo concentrarme en el pakete. en embalar paketes, kiero decir...

Un patio muy particular


Hace 5 años que vivo en una casa muy particular, nuestra morada de perras en su versión campestre. Aqui pasamos veranos neohippies en las aguas turbias de la piscina llenada con cuchiflujos; celebramos comidas con postre e inundamos nuestras venas y nuestros corazones con cócteles mágicos en nuestra batalla hedonista contra el sistema; hicimos talleres de pantojismo en donde sacamos a relucir nuestros trapitos sucios; disfrutamos de pequeñas orgias domésticas; perseguimos al sol desde tumbonas herrumbradas jugando a "La ciégana"; compartimos sueños, lágrimas e ilusiones; planificamos temibles ataques de ejércitos de putas; soñamos con un virus que atacara a todas las maricas y les hiciera desear follarnos a todas; celebramos cuatricumpleaños que se extendieron 4 dias con sus noches hasta acabar en espasmos delirantes; y, sobre todo, nos reafirmamos en nuestro camino hacia la limusina rosa.

Pero como todo pasa y todo queda, y los contratos de alquiler son por 5 años, y los propietarios han intentado por todos los medios abusar de mi debilidad como mujer-bollera-precaria-madre soltera (que es como me etiquetan ellos), en estos momentos estoy empacando mis libros y mis modelitos. Puede ser que sea víctima de mobbing inmobiliario, pero he escogido definirme como una toca-narices que no se da por vencida ante la prepotencia de quienes, por tener un título de propiedad, se creen con el derecho a poseerte (lo que incluye jugar con tu debilidad, vaciarte los bolsillos y dejarte muchas noches sin dormir). La casa, sin nosotras, no tiene sentido. Será una carcasa vacía. No quiero luchar para competir con su poder, sino para que nos respeten. El cambio es parte de nuestra supervivencia: llevo más mudanzas que pelos en el sobaco.

Cuando la cosa se pone chunga, consulto al I Ching. Me salio el hexagrama 10, Lü, La Pisada (en la imagen, acuarela de Eric Morris). El signo se refiere a la conducta que se ha de tener cuando se es débil y hay que enfrentarse al poder: "Pisando la cola del tigre, pero no muerde. Éxito." Representa una situación desafiante en la que las personas débiles están muy cercanas a las poderosas. Las débiles las provocan, pero las fuertes las han de aceptar y no pueden hacerles daño, porque las débiles actúan con la fuerza de la serenidad y la alegria. Se está tratando con personas bestiales e intratables, y por tanto se ha de actuar con gentileza y sin arrogancia. Pero hay que tener mucha precaución y no dar pasos más largos de lo que permitan las piernas.

Lo intentaré: las presas salvajes avanzan veloces pero con todos los sentidos alertas. Adios vecindad! Nos vamos con la música y los flujos a otra parte...

PD: en estos momentos me hubiera hundido en la mierda si no hubiera sido por mis familias. Gracias, amores!


martes, 11 de noviembre de 2008

Crisis, ¿qué crisis?


La cosa está que arde... entre la crisis financiera, la crisis inmobiliaria y la crisis energética vamos a tener que replantearnos aquello de la teoria crítica, no sea que se nos acuse de especulación ideológica (y me encanta nuestra abogada pero preferiría empezar a verla en otra situación... )

¿Estará el término crisis sobrepasando sus posibilidades de definición? Según la Real Academia Española:

(Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις).

1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.

2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.

3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.

4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.

5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.

6. f. Escasez, carestía.

7. f. Situación dificultosa o complicada.


Entonces crisis es ruptura, escición, algo que se rompe y por ello ha de ser analizado. Como cuando Humptey Dumptey se cayó del muro: hubo que, al menos, hacerle una canción, bastante exitosa, por cierto.

De crisis viene criterio: "dícese del razonamiento correcto". En estos tiempos de crisis (¿o críticos?), hay que tener criterio. Para saber qué hacer, podemos leer el I Ching. Y si no entendemos nada, no tenemos ni idea de dónde está el "gran hombre" y no sabemos cómo es la imagen de un lago sobre una montaña, no importa: es que estamos en crisis. (¿Será esto a lo que llaman "razonamiento correcto"?)

Pero no hace falta entender chino para darse cuenta que - una vez más - nos están jodiendo las redes perversas del autoritarismo, la especulación, el robo a mano armada por parte de quienes manejan los hilos.

En estos tiempos que corren, lo que sí se hace imprescindible es tener los ojos bien abiertos, estar alertas, no despistarnos y seguir mirando a los ojos a quienes se aprovechan de las migajas que dejan caer los charters privados por entre las nubes contaminadas, y cuando ya no puedan evitar nuestra valentia escupirles encima de la nariz, donde se supone que estaría el tercer ojo. Que sepan que estamos aquí, que no nos damos por vencidas, que mientras se agachan a recojer la mierda, salimos a la noche en manada luciendo plumas y lentejuelas en arrebatos de amor perruno; nos corremos a grito pelado inundando los suelos de sus metros cuadrados a 12€; y, en "antros de mala muerte", produciendo altos decibelios de contaminación acústica, vamos tejiendo nuestras redes - osadas, temerarias, invisibles -, adaptándonos a la mutación hasta en nuestros sueños.


lunes, 3 de noviembre de 2008

AL LORO, NENAS!!!!!


todavia m estoy recuperando... cuando la manada se junta, arrasan tormentas!!!!k es, literalmente, lo k paso en nuestra kastanyada... (me pregunto si la lluvia tiene el poder de reconectar neuronas...pero como no puedo contestar, casi seguro k no...)
El taller de cruising fue revelador en varias cosas: k hacer cuando sufrimos una agresión, tanto desde el punto de vista legal como protocolar (ir a la página del fagc, son cosas que nos parecen obvias, o k damos x sentadas, pero en esos momentos la mente no está tan clara y mejor tener los deberes hechos antes de salir de casa...); un debate sobre la ausencia de mujeres en espacios en los que se practica sexo en público (con personas conocidas o desconocidas); aspectos legales del sexo en público; un reportaje de fotos de Elena... Lo k más m gustó fue la presencia de la reina ZU, quien nos contó su testimonio de cuando fue agredida practicando cruising este verano. Zu demuestra valentía sin ocultar su pesar, y sed de justicia sin deseos de venganza. Pero lo k más m encandila d esta super reina es cómo cuestiona las falacias del género con su sola presencia: ni masculino ni femenino, ni hombre ni mujer... más bien una especie de ángel poderoso, con sus alas brillantes y las pestañas de libélula... k bonito, por favor!!!!!
En el taller se propuso una intervención de cruising con información y ligueteo público caracterizado por una ALTA PARTICIPACIÓN DE CHICAS en algún lugar de karcelona, próximamente...